sábado, enero 14, 2006

Volar

A casi todo el mundo que conozco, el volar no le deja indiferente. O les encanta, o se mueren de miedo. Eso sí, la única cosa que tienen en común, es que desconocen el principio básico por el que trastos tan grandes y pesado pueden volar.

El principio es tan tonto, como conseguir que en la parte de abajo del avión se genere una presión superior a la que existe en la parte de arriba. Así de simple.

La complicación viene en como conseguir esa diferencia de presiones. Cosa que se consigue dando aplicación práctica al efecto Venturi, que dice una cosa muy complicada "Cuando un fluido se ve obligado a pasar por un estrechamiento, se ve obligado a aumentar la velocidad". `

Bueno, pues los planos (alas) de los aviones, están diseñados pensando en este principio. Básicamente los planos lo que hacen es acelerar el flujo de aire que pasa por la parte de arriba del ala con respecto al que pasa por debajo, con lo que la presión del aire disminuye en la parte de arriba. Es como si el propio aire succionara el trasto para arriba.

Cuento todo esto porque yo soy de los personajes a los que les gusta volar. De echo los fines de semana me dedicaba a ello. En este momento llevo año y medio sin poder volar, pero espero retomarlo esta primavera o este verano. Mas que nada porque te aclara las ideas y te despeja la nariz.

1 comentarios:

A las 2:19 a. m. , Blogger Leo Borj ha dicho...

Oye! Que bien has explicado porqué vuelan los aviones.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal