lunes, enero 23, 2006

Mama WIFI

Mi madre tiene sesenta y muchos años. Esta jubilada y se aburre. Por eso este año, les pidió a los Reyes Magos un ordenador (computadora). Su ilusión era poder conectarse a eso del Internet. Que se ven muchas cosas, y además vosotros os pasáis la vida metidos en eso... Fue buena y se lo trajeron.

El cacharro en cuestión, es un portátil de esos que llevan el Wifi incorporado. Por fin el otro día pude acercarme a su casa para instalarle el SO y configurárselo. Cual seria mi sorpresa, que el bicho se pone como loco, y me localiza ocho conexiones disponibles para conectarse.

Os podéis imaginar mi cara de alucine total. Menos dos, las demás estaban sin protección. Puerta abierta de par en par e invitándote a succionar conexión. La cosa no tendría mayor comentario, si no fuera por que las conexiones son todas de vecinos a los que nadie les ha advertido de cómo proteger sus conexiones wifi.

Comentándolo el sábado con unos amigos, uno de ellos me dijo que su padre había sido victima. Que hace 15 días, le llamo porque su conexión no tiraba. En efecto, no tenia protegida la conexión y le estaban chupando ancho de banda. Nadie le había advertido.

Mi reflexión, es que estos vecinos terminarán con velocidades más lentas, lo que redundara en una apreciación mala del servicio y de la compañía que han contratado.

¿Tan difícil es que los técnicos que lo instalan cierren las puertas?

¿Tan difícil es que el manual tenga un aviso enseñándote a cerrarlas?

¿Tan difícil es pensar, que esto es una cuestión de Marketing y no una cuestión técnica?

De momento mi madre, en diez días ha aprendido a parasitar conexiones. Esta hecha un hacker. Vivir para ver.

1 comentarios:

A las 8:44 p. m. , Anonymous Seidenbaum ha dicho...

Yo creo que se debe informar a los usuarios de la posibilidad de cerrar las redes, pero que ellos elijan.

Si empezamos a crear un miedo sobre esto, se puede perder algo muy interesante como es tener una red abierta disponible. Ni agradecido que estaríamos disponiendo de un acceso aunque sólo fuera para las cosas de urgencia cuando nuestro acceso falla por algo. En España, realmente es dificil que esto funcione en forma de solidaridad, puesto que se que muchos si detectan una red disponible en su casa son muy capaces de darse de baja del servicio y chupar siempre de la del vecino para ahorrarse 40 cochinos euros.

Pero con el ejemplo de la abuela que pones, hace un tiempo, tuve que pasar una noche con mi abuela en su casa y gracias a la "ignorancia" de un vecino, puede leer los emails y algunas noticias en el portátil, porque mi abuela no tiene internet. Por lógica y civismo, no iba a poner el emule a bajar como un loco.

Si hubiera estado cerrada, hubiera pasado mucho más aburrida la noche y con un mega de ancho de banda, el vecino apenas apreció mi navegación.

Pero claro, todos sabemos como somos los españoles.

Yo veo bien lo que pasó en el episodio del que hago mención en mi post. Déjala abierta y si hay abuso, la cierras.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal