miércoles, febrero 22, 2006

Culos de mal asiento

Veo estos días que algunos de los blogs que frecuento, tienen a sus autores iniciando o pensándose iniciar aventuras profesionales diferentes a las que de momento ejercen. Veo gran tendencia en montárselo por su cuenta. Veamos.

Cuando se tiene la combinación adecuada de educación, formación y cerebro, es bastante normal, que llevado un tiempo trabajando para un jefe (que no empresa) por lo habitual mucho peor educado, formado y bastante más tonto que uno, la cabeza comience a dar vueltas.

La cosa es, que el perfil que veo, es un perfil de profesional asalariado en la cuestión servicios (consultoría y por el estilo), con poca experiencia en eso de emprender.

Lo de emprender algo tiene bastante más miga de lo que parece desde fuera. Los clientes en el asunto de la consultoría, como en buen producto-servicio que es, necesitan sentirse muy seguros antes de contratar. Y para crear esa seguridad, se necesita crear el ambiente adecuado: inversión en un despacho, inversión en imagen de marca, referencias, y sobre todo tiempo. Me temo que una web ya no basta.

Todo lo anterior se resume en que se necesita cierta provisión de pasta, de paciencia y de contactos de los de verdad. Y aun así, la cosa es complicada, ya que encontrar un elemento verdaderamente diferenciador en el mundo de la consultoría es muuuuuy difícil. Y aunque se tenga, necesitas credibilidad para venderlo. O sea tiempo en el mercado, referencias, etc, etc, etc.

Podría seguir relatando, pero no me gusta hacer entradas largas. Como resumen baste decir que cuidadito con las decisiones tomadas sobre cálculos ilusorios o sobre una hinchazón de pelotas. Que fuera siempre hace más frio del que parece.

2 comentarios:

A las 9:56 p. m. , Blogger Mr. Andorra ha dicho...

Totalmente de acuerdo con usted, pero intentando ver la botella medio llena, todos las empresas han tenido un primer mes de vida, no??? El primer paso debe ser duro, con menos recursos de los necesarios,... lo importante es dar el primer paso en la propia cabeza, estar convencido hasta la medula, y a partir de ahí, dar pasos hacia el objetivo. Estoy seguro de que quien quiere algo, le costará mucho tiempo, dinero, esfuerzo,... pero al final lo conseguirá.
Creo que el primer paso es el importante, y uno no puede nacer siendo una gran firma o compañía.
Es bueno empezar pasandolo un poco mal, luego los exitos saben mejor, no crees? No hace falta empezar en un garaje pero tampoco en un mega despacho en la Castellana...
Un saludo y siento alargarme tanto.

 
A las 9:20 a. m. , Blogger A. ha dicho...

De acuerdo contigo. Lo único que intento transmitir es que la cosa de ser independiente es muy difícil, y creo que en la cuestión servicios, donde la competencia es grande y con gente muy preparada, más aún. Saludos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal