jueves, febrero 09, 2006

Fun, Fun, Fun.

Me he intentado resistir pero la corriente me arrastra. Pongo aquí el comentario que deje ayer en Atalaya. Porque yo tampoco lo veo.

Vaya por delante mi admiración por el talento para sacar la pasta necesaria para poner en marcha una idea. Es un arte y hay que trabajarlo. Es muy difícil.

Dicho esto, aclarar que el verdadero negocio de Martín es poner empresas / ideas en marcha. Nada más (y nada menos). Lo que hace realmente es parirlas y criarlas, pero no mucho tiempo. Así puede venderlas antes de que se les empiece a caer la pintura y aparezcan las vías de agua, ya que realmente no es un gestor, es un emprendedor.

Su imagen sale intacta, sus plusvalías al bolsillo, y el marrón para el despistao que compra. Antecedentes tiene de que es una estrategia tan buena como otra cualquiera.

Chapeau, chaval!!!!

PD: Admito apuestas a que no se jubila en Fon (no le doy ni cuatro años.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal