miércoles, febrero 01, 2006

Es la guerra!!!

Esta pasando como con la gasolina a principios de los noventa en España, (creo recordar que fue en esos años.) que cuando nadie podía sospechar que ocurriría, va y comienza a bajar.

Eso mismo esta pasando con el tabaco. Guerra de precios en toda regla. Con una gran ventaja para el consumidor. Que aquí la demanda sí es más elástica que en el caso de la gasolina. Gana el consumidor. Ya era hora.

De todas formas, como comentaba el otro día, es un gran riesgo para los de Marlboro. Si comienzas a bajar el precio de forma tan salvaje, puede que ganes la batalla, ya que te llevas mayor tarta de mercado a corto plazo. Pero puede que termines perdiendo la guerra. Puedes desposicionar la marca.

Y es que las guerras de precio, comienzan por ser batallas de nivel táctico (mueven el precio), y terminan por ser guerras gordas, en las que nadie gana (desde el punto de vista de las empresas, claro esta.) Veremos como terminan sus cuentas de resultados y la recaudación de impuestos. Por el momento. Enhorabuena fumadores.

1 comentarios:

A las 12:45 p. m. , Anonymous marc ha dicho...

Coincido contigo. No obstante, lo que más me extraña, des de una punto de marca/notoriedad, es que tomen decisiones tan pronto. Ya no por el riesgo de desposicionarse, sino por no aprovechar las oportunidades de la "no comunicación". En momentos donde está prohibido comunicarse bajar el precio consigue un objetivo dobre: 1. penetración 2.cobertura y notoriedad (vía medios de información: publicity).
De todos modos, como sigan "vacilando" al Gobierno, éste decidirá imponer los precios. Otro gallo cantará...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal