miércoles, marzo 01, 2006

Llamada imprevista

Estaba yo en mis cosas y una llamada me ha descompuesto los quince próximos días. Voy a tener que currar a tope, tengo que presentar un proyecto que estoy vendiendo y todavía no tengo terminado. Es otra cosa aparte del negocio que estoy intentando poner en marcha. Si todo llega a buen termino lo iré contando. Maldita hiperactividad.

Siguiendo con lo de ayer. Escuche anoche como el presidente de la entidad blanca, un día en una entrevista decía que le daban muchísimos más problemas los 15 tipos del vestuario que los 15.000 o no sé cuantos, que trabajan en ACS.

Lo más sangrante del asunto, es que seguramente esos 15.000 o los que sean, todos juntos no ganan tanto como los otros 15. Para seguir pensando, ¿no?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal